viernes, 30 de septiembre de 2016

Información destacada de la Marea Verde

Asamblea Marea Verde Madrid ante el comienzo del curso 2016-17. La entrada en vigor de la LOMCE y la irresponsabilidad del PP


¡Sí se puede!: La movilización da sus frutos

Ranking de las entidades más interesadas en la privatización de la Educación Pública (Asamblea Marea Verde Madrid)

                    

Petición de apoyo a la ILP Escolarización Inclusiva

 Carta por la Educación Pública (Mareas por la Educación Pública)

Campaña NO al TTIP (Tratado Trasantlántico de Comercio e Inversión UE-EEUU)

Comunicados, manifiestos, escritos,... Marea Verde

Novedades:

CONCLUSIONES ASAMBLEA MAREA VERDE 9 DE JUNIO DE 2016

Información y enlaces de las IV Jornadas "La Educación que queremos" de Mareas por la Educación Pública (Albacete)

¡Importante!


miércoles, 28 de septiembre de 2016

3-10-16: Reunión de la Plataforma por la Escuela Pública en Aranjuez (17:30 h, en el Centro Social Moreras)


EL PSOE de Alcorcón condena las afirmaciones del director del segregador colegio concertado Juan Pablo II

Jaime nos envía enlace a esta carta enviada al alcalde de Alcorcón por el PSOE del municipio

Nuestra carta al alcalde ante las reprobables declaraciones homófobas del director de Juan Pablo II




29-9-16: Reunión de la Plataforma por la Escuela Pública de Moratalaz (18:30 en el IES Juana de Castilla)

La Plataforma por la Escuela Pública de Moratalaz nos envía esta convocatoria

Este jueves 29 de Septiembre a las 18:30 en el IES Juana de Castilla. Retomaremos situación de los centros de la zona a principio de este curso y prepararemos nuestras aportaciones tanto para el Consejo de Plataformas como para la Asamblea Mareaverde de la próxima semana.
Os esperamos

Un estudio en el que participa la UC3M analiza el impacto de la educación bilingüe en Primaria

Reproducimos esta información publicada por la Universidad CARLOS III de Madrid

Los estudiantes de educación primaria bilingüe tienen peores resultados académicos de media en las asignaturas que se imparten en inglés que aquellos alumnos que solo cursan sus estudios en castellano. Esa es una de las principales conclusiones de un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid y el University College de Londres.

Los programas de educación bilingüe, en los que una parte sustancial de la enseñanza se realiza en un idioma diferente a la lengua materna y del entorno de los alumnos, se encuentran plenamente implantados desde hace años en países como India, España o Estados Unidos. Para analizar sus efectos, estos investigadores evaluaron el programa que la Comunidad de Madrid introdujo en la enseñanza primaria en un conjunto de escuelas públicas en 2004.
“Hemos encontrado un efecto negativo sobre el nivel de competencias y conocimientos de los alumnos que han seguido este programa bilingüe en aquellas materias que se han enseñado en inglés”, indica uno de los investigadores, Jesús Carro, del departamento de Matemáticas de la UC3M. El estudio, publicado recientemente en la revista Economic Inquiry, usa los datos de la prueba de conocimientos indispensables que realiza la Comunidad de Madrid al terminar la educación primaria.
“Estos alumnos y profesores están haciendo un esfuerzo adicional por el hecho de tener que enseñar y aprender las materias en un idioma que no es el suyo. Tienen que dedicar más tiempo y esfuerzo al aprendizaje del inglés, lo que puede afectar al aprendizaje de los contenidos específicos de materias como Ciencia, Historia o Geografía”, explican los investigadores. Y otra cuestión que hay que valorar es que estos alumnos realizan los exámenes oficiales en castellano, dado que es la misma prueba para todos los alumnos de la Comunidad de Madrid. “Aun así sigue siendo un resultado relevante, porque en su progreso en el sistema educativo en España estos alumnos van a ser evaluados en castellano y necesitan, además de tener unos conocimientos, ser capaces de expresarlos también en este idioma”.
El nivel educativo de los padres
Este resultado negativo aparece sobre todo en aquellos alumnos cuyos padres tienen un menor nivel educativo, mientras que apenas se aprecia en los estudiantes cuyos progenitores tienen un mayor nivel de estudios. “Podemos establecer muchas hipótesis sobre las razones por las que ocurre, como que reciben más ayuda en casa, tienen más recursos, están más expuestos a entornos donde se usan más otras lenguas o donde hay mayor riqueza linguïstica”, comenta Jesús Carro. “Como el efecto negativo está tan localizado en un grupo específico de alumnos, sería fácil establecer algún programa de refuerzo que lo solucionara”, plantea. Además, destaca que ninguno de estos alumnos del programa bilingüe obtiene peores resultados en su capacidad de comprensión lectora en lengua española.
Esta evaluación se refiere solo al programa bilingüe que se ha realizado en centros públicos. “Con el paso de los años, se ha ido implementando un programa similar en centros privados concertados, pero los resultados del estudio no son extrapolables a los mismos porque no está claro que cuenten con el mismo nivel de docentes preparados para implementar el programa”, indica el profesor.
Hay varias cuestiones muy importantes por abordar, según los investigadores. La primera, saber qué ha pasado con estos alumnos en las siguientes etapas educativas. “Es posible que ese efecto negativo que hemos detectado desaparezca entonces, porque en educación secundaria el nivel de inglés ya es mejor en el alumno”, señala Carro, que apunta otra cuestión por analizar:  conocer los factores que pueden influir en el resultado del programa, como la importancia del nivel de inglés de los maestros. “Esto es relevante tanto para ver si eso podría mejorar los resultados, como para tener una mejor idea de lo que puede estar pasando con el programa en los años siguientes a los que nosotros analizamos. Con el paso de los años, el programa se ha expandido mucho y muy rápidamente tanto en centros públicos como en centros privados concertados, pero no está claro que cuenten con el mismo número de docentes preparados para aplicar el programa como en los primeros años de implementación en los centros públicos. Nadie ha estudiado esto que yo sepa”, concluye el profesor.
Referencia bibliográfica:
Carro, JM. Cabrales, A. Anghel, B. (2016). Evaluating a bilingual education program in Spain: the impact beyond foreign language learning. Economic Inquiry. Vol. 54, No. 2, April 2016, 1202–1223. DOI:10.1111/ecin.12305.

La AA.VV. Nudo Sur reclama la construcción de un colegio público en antiguos terrenos de ADIF

La AA.VV. Nudo Sur envía esta nota de prensa

l

Méndez de Vigo se reúne con sindicatos estudiantes y asociaciones de padres y madres defendiendo la implantación de las reválidas y sin convocar en un año la mesa sectorial

EL DIARIO.ES: Méndez de Vigo va sin propuestas a las reuniones con la comunidad educativa para acordar un pacto

El ministro de Educación en funciones se presenta de vacío a los encuentros con AMPAS y sindicatos para negociar un Pacto por la Educación
Según sus interlocutores, el ministro dice querer escuchar aunque no da un paso atrás en las reválidas, cuya implantación aún no se puede asegurar
Este lunes ha sido el turno de CCOO y UGT. Ambos sindicatos consideran que Educación quiere dar "una imagen de más apertura al diálogo"

Íñigo Méndez de Vigo, el ministro encomendado a arreglar el escenario de enfrentamiento que dejó José Ignacio Wert antes de su marcha a París, está en estos días en plena ronda de contactos con la comunidad educativa. Por el Ministerio ya ha pasado la representación de padres y madres (CEAPA, CONCAPA) y este lunes ha arrancado con el encuentro con los sindicatos (CCOO, UGT, ANPE y CSIF). Mañana es el turno de los estudiantes. El objetivo: dar los primeros pasos para lograr un Pacto por la Educación.
A las reuniones, para sorpresa de los interlocutores, el ministro se ha presentado sin propuestas, pero con la bandera de su voluntad negociadora. Esta predisposición al diálogo –acotada por unas cuantas líneas rojas– llega tarde para las federaciones de Enseñanza de CCOO y UGT, que consideran que el objetivo del Gobierno es presentar "una imagen de más apertura" a la negociación.
Ambos sindicatos justifican que el momento actual "no es el más adecuado" y recuerdan que "nunca antes" habían contado con ellos cuando el Gobierno no estaba en funciones y "la capacidad para liderar un proceso de negociación con resultados era mayor".
Maribel Loranca, secretaria general de la Federación de Enseñanza de UGT, recuerda además que "la mesa sectorial se constituyó hace un año y nunca nos hemos reunido porque el ministro no la ha convocado". Desde CCOO, Francisco González afirma en la misma dirección que "la LOMCE, una ley aprobada sin consenso, no es el campo de juego de ningún acuerdo" y pide, además del fin de la ley, la reversión de todos los recortes en educación de los últimos años.

Las reválidas no se tocan

UGT, por su parte, ha puesto sin éxito una condición sobre la mesa para sentarse a negociar: la derogación del decreto que regula las reválidas. Pero en este punto no hay vuelta atrás, según el ministro, porque "el calendario de la LOMCE tenía ya su calendario de implantación fijado". El fin de la reforma educativa del PP tampoco es viable, al menos hasta "que haya otra ley que la sustituya", sin dar más detalles.
La posición activa del ministro solo se ha concretado en un momento, cuando ha propuesto que sea el Consejo Escolar del Estado el que asuma como institución la puesta en marcha del pacto educativo. Esta idea ha sido rechazada por CCOO por considerar que en este órgano tiene mayoría "la Administración de turno" y ello "desnaturaliza la representatividad de la comunidad educativa".
El Consejo Escolar del Estado se encuentra en estos momentos sin posibilidad de maniobra: no tiene presidente, ni vicepresidenta ni secretario y, por tanto, no puede convocar a la comisión permanente ni al pleno. Este es el motivo por el que el proceso de implantación de las reválidas está estancado. Se requiere del visto bueno del Consejo para la aprobación de la orden ministerial que regula el diseño de las pruebas.
Ahora, la Abogacía General del Estado está estudiando, por encargo del Ministerio, cómo permitir que el Gobierno complete el procedimiento con éxito en estas circunstancias. Al estar en funciones, el Ejecutivo no puede nombrar a un nuevo presidente del Consejo.

Los estudiantes, todos juntos

Las asociaciones de estudiantes pasarán por el Ministerio este martes y lo harán todas juntas, algo que ha molestado a CANAE. "Si el resto de partes de la comunidad educativa se han ido reuniendo individualmente con el ministro, no entiendo por qué los estudiantes. No puedo entender, si quieren un pacto educativo, que empiecen tratando de diferente forma a los diferentes sectores", se queja Carles López, presidente de la asociación.
Desde CANAE recuerdan al Gobierno que ha sido "el primero que no se ha reunido durante la legislatura con las asociaciones de estudiantes, una a una". "Ahora, esta voluntad de pacto, estando en funciones, no terminamos de encajarla. Si el ministro hubiera querido un verdadero pacto, podría haber empezado cuando llegó", concluye. 

La desinformación y la presión por las reválidas preocupan al profesorado de 2º de Bachillerato

EL DIARIO.ES: La incertidumbre de las reválidas cala en los docentes: "Nadie quiere dar clase a 2º de Bachillerato"

Varios profesores reconocen que el nivel es el menos demandado este curso: "No sabemos cómo plantearlo. Vivimos en la desinformación"
Conviven con la inquietud de los estudiantes, que se sienten "conejillos de indias" en una situación de incertidumbre sin precedentes
Todos esperan la decisión de la Abogacía General del Estado, cuyo informe determinará si Educación puede o no completar el proceso de implantación


La palabra "reválida" se ha colado en los institutos con el inicio de curso de la misma manera que los libros y las mochilas. Los exámenes de final de ciclo de la LOMCE se han convertido en un tema de conversación recurrente entre los estudiantes, según varios profesores consultados. "Estoy escuchando a los alumnos y alumnas hablar del decreto, de qué pasará si se forma otro Gobierno. Están inquietos", explica un docente de Lengua y Literatura de un instituto madrileño.
El profesor dirige el departamento de esta asignatura y admite que, de lo que se desprende de conversaciones entre compañeros, para muchos supone un problema dar clase a "los segundos de Bachillerato". "No sabemos muy bien ni cómo plantear el curso y nadie quiere a priori meterse ahí. Vivimos en la más absoluta falta de información", admite. En el momento de la conversación con eldiario.es, ni siquiera estaba completa la plantilla de su departamento.
En los institutos públicos, el proceso para elegir a los docentes que imparten clases en cada curso es el siguiente: se celebra un claustro en el que el equipo directivo entrega a cada jefe de departamento los grupos y las horas que le tocan. Después el departamento se reúne y se reparten los grupos, o por rueda –cada profesor va eligiendo según su posición en la rueda– o por acuerdo –se negocian las preferencias y se intenta llegar a acuerdos que satisfagan a todos–.
Según el decreto que regula las reválidas, los alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato tienen que realizar una prueba en junio cuyo diseño aún es desconocido. Es el primer año que se implanta y por eso en esta ocasión aprobarla no es vinculante para titular, aunque cuenta para la nota media. En los próximos cursos será necesario sacar un 5 al menos para obtener el título de Bachillerato.
El Ministerio de Educación tiene como fecha límite el 30 de noviembre para aprobar la orden ministerial con las características de las pruebas, teniendo en cuenta que pueda seguir adelante con el proceso. En estos momentos, los trámites se encuentran en una  situación de estancamiento por la ausencia de presidente, vicepresidenta y secretaria en el Consejo Escolar del Estado, órgano cuyo visto bueno es indispensable para completar el proceso.
Los docentes consultados por este medio reconocen que conocieron a través de la prensa que el proceso de implantación de las reválidas, de no desatascarse, podría impedir su realización en junio. "No teníamos ni idea de que igual no se podía sacar adelante", reconoce Inés Andrés, profesora en un instituto madrileño. El jefe de departamento consultado también admite que su fuente principal de información al respecto es la prensa. "Lo que se cuenta a los directores es muy impreciso", añade.

Preparar un examen sin conocerlo

Ines Andrés es docente interina y ha elegido voluntariamente dar clase de Lengua y Literatura en el nivel que este año tiene menos demanda en el reparto: 2º de Bachillerato. "El año pasado di a los primeros y este quiero seguir con ellos. No quiero dejarlos en la estacada en un curso tan complicado. No quiero que ninguno se quede por el camino", explica a eldiario.es.
Reconoce que varios de sus compañeros le han preguntado que "por qué se ha metido en eso". "¿Pero cómo te atreves tal y como están las cosas? No sabemos ni para qué les tenemos que preparar", reproduce Inés, que se muestra optimista y piensa que el examen, al menos el de Lengua, "no va a variar mucho". "Sí sabemos que el temario lo han recortado y el siglo XIX se lo han llevado a primero, pero en cuanto a la reválida, nada".
El último curso de Bachillerato se ha enfocado tradicionalmente en la preparación de la Selectividad desde el principio, hasta tal punto que se organizaban los contenidos en bloques de acuerdo a la forma en la que caían en el examen.
Los días avanzan en el calendario mientras estudiantes, docentes y familias permanecen atentos a la decisión que tome la Abogacía General del Estado, cuyo informe estará listo en los próximos días según Educación, y determinará si el proceso de implantación de las reválidas puede o no seguir adelante.
En los pasillos continúa el bullicio. Al habitual, el del inicio de curso y los reencuentros, se suma el extraordinario. "Nos preguntan todo el rato y tuitean historias relacionadas con la situación. Se sienten un poco conejillos de indias", resume Andrés.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Los trolls mercenarios al servicio del PP (eldiario.es)

Artículo de Rosa María Artal en eldiario.es/zonacritica/
  • En la España del PP es posible que tu propio dinero sufrague una campaña de difamación contra ti
  • Muchos personajes públicos y privados han conocido los rigores de estas auténticas plagas de avispas enfurecidas que en numerosos casos son activadas desde un despacho por encargo de un “cliente”
En la España del PP es posible que tu propio dinero sufrague una campaña de difamación contra ti. Alejandro de Pedro Llorca, hoy encarcelado por su presunta participación en la trama Púnica, era sin duda un eficiente profesional en las labores que le encomendaba el cliente. “El cliente”, según sabemos ya, era la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, regentada por Lucía Figar, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre. Se trataba de desprestigiar a la Marea Verde en defensa de la Educación Pública –formada por profesores y otros trabajadores- y al entonces Ministro de Educación Ángel Gabilondo. Y de mejorar la imagen de su equipo. Estamos hablando de 2011.

Leer los pormenores de la investigación judicial que publica eldiario.es no puede ser más revelador del “modus operandi” de esta rastrera concepción de la política. Lanzada la campaña de Internet, es esencial involucrar a periodistas que sirvan de amplificadores. La trama dirigida por De Pedro dice, por escrito, cómo: “enviándoles mensajes cuando nos pregunten, interactuando con ellos, convenciéndolos de que hay una marea de gente que está cansada de estos profesores y sindicatos que no se creen sus mentiras. Para el cliente es importantísimo que se note nuestra labor ahí, junto con la habitual de mencionar a la consejera figar poara [sic] mejorar su imagen, cosa que no debemos dejar de hacer”.

No es fácil encontrar argumentos de descrédito de Ángel Gabilondo, un catedrático de Filosofía entrado en política; aunque cuando se ponen, lo consiguen. De ahí que se dedicaran a señalar presuntas contradicciones en su actuación, sin malmeter mucho más. Todo con dinero público, conviene insistir.

Menos conocidos, a los miembros de la Marea Verde les cayó encima toda suerte de acusaciones inventadas desde que eran unos vagos a que se lucraban con la venta de camisetas. Un ejército de tuiteros y medios fantasma de la Púnica, como detalla el texto de Raúl Rejón, repetían sin cesar el argumentario dictado por el PP de Aguirre. El sistema habitual.

A la Trama Púnica, dirigida presuntamente por el ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y su socio David Marjaliza, se le atribuye un monto en “mordidas” de 250 millones de euros en contrataciones públicas. El dinero destinado a las labores de difamación y propaganda como el que hoy tratamos no está completamente evaluado. A la propia Aguirre le hicieron también un trabajito para adecentar su imagen y en este caso se conoce, gracias al sumario, la cuantía concreta: 10.000 euros. Generosa retribución por mover unos tuits o me gusta y disgusta en Facebook.

No es un caso único, se conocen y se conocerán más con los mismos objetivos y la sociedad ha de aprender a prevenirse con urgencia. Hay gente que cobra por estas campañas de insidias y exaltación en las Redes Sociales diseñadas para ocio y comunicación, en las que la inmensa mayoría participamos –sin duda- gratis. Y en efecto periodistas o figuras relevantes con perfiles potentes en seguidores los amplifican a sabiendas o no. Probablemente, la mayoría sin percibir la intencionalidad, aunque también sin hacer grandes comprobaciones. Cuando se apunta alguno con cierto halo progresista, la tarea termina siendo mucho más eficaz. Aumenta el impacto y la credibilidad.

La manipulación en Twitter en particular, al servicio de fines políticos es un hecho. Un trabajo de la periodista Myriam Redondo documentó el funcionamiento y consecuencias de los "Bots, trolls y propaganda encubierta en la Comunicación Internacional". La práctica cuenta ya hasta con trolls profesionales –remunerados- arrepentidos. "Lo más escalofriante es cuando hablas con tus amigos y están repitiendo las mismas cosas que viste en tu argumentario, y te das cuenta de que todo eso está teniendo un efecto”, explicaba una troll rusa a The Guardian. El problema es serio, la modalidad castiza de España es pagarla con dinero público. Pero resulta igualmente deplorable su uso con dinero privado buscando fines políticos.

Muchos personajes públicos y privados han conocido los rigores de estas auténticas plagas de avispas enfurecidas que en numerosos casos son activadas desde un despacho por encargo de un “cliente”. Una vez hecha la siembra solo hay que extenderla, tarea a la que se apuntan desde el hater de oficio a quien guarda un agravio o antipatía pendiente. La impunidad será total.

Tras la labor de campo, la maniobra llega después a la prensa y sus “Arde Twitter”. Y a las tertulias de televisión o radio. ¿Quién no reconoce a la troll arrepentida rusa en los lemas y memes que se usan en España? Habrá gente que se irá a la tumba con el muerto que le colgaron, al que no tenía ni el gusto de conocer. Por el contrario, se da el caso de personas que siempre salen impolutas como Esperanza Aguirre en la memorable viñeta de Fontdevila. Una parte de esa labor de limpieza nos costó a los residentes en Madrid 10.000 euros, según atribuye la investigación. A la alcaldesa que vendió viviendas sociales a un fondo buitre en el que trabajaba su hijo, Ana Botella, ¿le conocen mayores críticas que a su jocoso Relaxing cup of coffee? Comparen con Carmena o Ada Colau.

El trabajo en Internet es una parte muy vistosa de esa guerra capaz de utilizar los peores subterfugios con tal de conservar el Poder. Dado el método, cabe pensar que con la intención prioritaria de usarlo en beneficio propio como estamos viendo con los múltiples casos de corrupción. Hay otros más sutiles o acallados, los dosieres amañados, las escuchas, que también aspirar a entrar en el proceso de difusión. Que lo hacen aun siendo falsos gracias a quienes los divulgan. Por no hablar de las subvenciones encubiertas como publicidad institucional de la que gozan los buenos chicos entre los medios. También influyen en el "modelado" de la imagen de políticos. Es absolutamente notorio.

España ha reducido el gasto en educación por alumno en todas las etapas y esa inversión esencial ha quedado por debajo de la media de la OCDE y de la UE. En los últimos años se le han restado casi 9.000 millones de euros. Un cóctel letal: erradicar la conciencia crítica, abatir a los enemigos con trampas y su dinero y quedar como la crema en el retrato. Y pagar por ello. Con dinero público. No es, por tanto, ninguna anécdota. Es una trampa. Mayúscula. De las que alteran los resultados reales y la convivencia democrática.

Entradas relacionadas:

Aviados vamos (Manuel Menor)

Manuel Menor nos envía su último artículo:

¡Aviados vamos! No puede ser que España vaya bien y siga con graves problemas sin resolver. 

Los jueces concretarán más cómo muchos de quienes  han decidido últimamente en políticas educativas  han mostrado grave desparpajo para mentir. Ahora dicen que quieren oírnos. ¡Vaya relato!

Entre lo provisional y lo eterno, cabe que todo vaya bien. Es propio de esta ambivalencia cansina tratar de hacer ver que todo sigue igual, para que la vecindad esté tranquila, no se conmueva de súbito y vaya a recelar de cómo hayamos llegado a tener que inquietarnos. Hay días en que la prensa no cabe en sí misma en su labor tan bien pagada de tratar que no se note si los políticos suben o bajan. Pese a lo cual, revienta por las costuras de la desinformación y permite adivinar bastante que ellos sí saben si suben o bajan. Se encuentran siempre –muy a la galaica- entre lo provisional y lo eterno. Que todo es provisional es evidente: todo lo histórico lo es, no digamos lo que constituye la actualidad periodística, con un presente siempre mutante. Y en cuanto a lo eterno, sabido es por la propia Historia –sin necesidad de meterse entre líneas- que es propio de quienes contemplan su posición de poder o de relación social sub specie aeternitatis, estar habitualmente en plena ascensión hacia la nada. Nada de provecho han hecho nunca y creen que, con haber fingido que lo han hecho o estarlo haciendo, ya tienen un mérito inenarrable, cuando están cavando el desprecio y el olvido, incluido el de quienes más les han adulado. Han perdido el sentido de su función.

 Eso dice la Historia, y también muchos de los cuentos con que adornamos el dulce sueño de nuestros niños. Eso tratan de enseñarles, contrariamente a lo que cualquiera puede leer o cree poder leer en una mirada rápida a la prensa cotidiana. La retahíla de despropósitos, siempreprovisionales -propios de improvisación permanente y difícil éxito-, unida a ese aprendizaje lento que sólo pocos han podido hacer de mirar a los demássub specieaeternaimpunitatis, hace pensar en  que este esta pueda ser razón relevante por la que estos chicos de un Gobierno provisional –o sus semejantes aspirando a repetir mayorías en Galicia oPaís Vasco- se empeñen en hacernos creer que todo va bien y que incluso irá a mejor.

Aguirre
Veamos algunos titulares últimos. Lo de Aguirre y Millán Astray, por ejemplo, tiene mucha gracia, si se observa cómo baila en medio de tanto parásito de que se ha rodeado. Desde que fue ministra de Educación, fue patente su afán porque siguiera vivo el modelo de Historia que había propiciado José Mª Pemán. Y cuando llegó a la presidencia de la Comunidad madrileña, no dudó en ejecutar lo que en aquel entonces no había podido. Al entrar en el Diccionario Biográfico de la RAH, ha llegado al empíreo, presumiendo de un liberalismo tan peculiar que da para escribir una nada ejemplar contrabiografía, especialmente si se echa cuenta de la cantidad de amigos de que se ha rodeado desde antes del Tamayazo y de las contradicciones desenfadadas en que ha navegado. Es de las que miran el mundo sub specie aeternitatis. Viendo qué dice y qué calla esta cazatalentos descarriados del susodicho golpista, es irremediable acordarse del falso interés que puso en “las Humanidades”. Los buenos profesores de Historia –que los hay- se acuerdan siempre de lo mucho que hizo para que les fuera prácticamente imposible explicar decentemente el Siglo XX español: todo sea por Atapuerca y Recesvinto. Ahora sabemos, además, cómo La Púnica le montó un ejército de tuiteros hooligans que acusaran al paciente profesorado de vagos e inconscientes derrochadores. Con dinero público, extendió en las Redes  su monomanía contra la enseñanza pública, y dejó un claro ejemplo de señoritismo político pretendiendo utilizar la representación pública sub specieaeternitatispro domo sua.

Fígar
Lo de Figar y la UCO de la Guardia Civil no tiene ninguna gracia, especialmente si se desea vivir en un país donde la lealtad democrática sea un valor digno. ¿De qué valores hablaba esta mujer, cooperadora indispensable de la otra? Tuvo que dejar su querida Consejería de Educación madrileña en junio de 2015, y ahora empezamos a enterarnos de sustropelías nada edificantes. Sabíamos que había predicado a sus colegas cielinos en Italia el bien que estaba haciendo con las privatizaciones en Educación, evidentemente provechosas para los de su cuerda y allegados. Sabíamos también cómo se había hecho acompañar en la gestión de los asuntos educativos de personas a las que se les conocía su limpio afán de abandonar la tiza, sin que se les conociera ningún otro mérito. Pero según la UCO, parece que, con dinero público, se dedicó a servir a su señora,  generando spam contra quienes criticaron tanta gestión sectaria y poco partidaria de la escuela pública, justo en 2011 cuando hicieron los recortes más preciosistas y dañinos. Ello no obsta, evidentemente, para que ante su protectora pueda aducir que, mientras estuvo pagada por todos, hizo crecer la enseñanza privada en Madrid más que en ninguna otra Comunidad. Es posible que su perspectiva de la eternidad, tan amasada con la Púnica sea una versión nueva del “todo es bueno para el convento”.

Hete aquí, además, que el que era su jefe de prensa, y actualmente es director de comunicación en el Ministerio de Educación, también aparece involucrado por la Guardia Civil en este caso de la Púnica, por supuestas irregularidades en el pago “con dinero público de trabajos que beneficiaban la imagen personal y la carrera política de la titular de la Consejería”. El cuento de nunca acabar o, si lo prefieren, que nos queda mucho por aprender en la secuencia de paseíllos a la Audiencia Nacional que se avecina. Puede que no alcancemos a verlo completo, porque, hartos, nos hayamos pasado a pensar que casi todo sigue igual como cuando, en el Antiguo Régimen, el Tercer Estado sólo pagaba pero no hablaba.

Feijóo
Llegados a este punto, lo de Feijóo y el inglés que ha prometido potenciar en Galicia es muy desconcertante. Si el objetivo es atender mejor a los turistas de cruceros, como mucho sería de provecho en Vigo y Coruña; tal vez Ferrol. A la Galicia interior no parece que haya de resultarle especialmente ilusionante el proyecto, como no sea para dejar de una vez yerma la demografía de tantas aldeas. Ni el Camino de Santiago da para tanto, ni los ríos gallegos son navegables…, todavía. Pero las promesas electorales obran milagros y puede que pronto llegue a Peares algún crucero mediterráneo. Si uno lee con paciencia las memorias de  excavaciones no especialmente antiguas en algunos castros, no es imposible encontrar precedentes  a cuenta de imposibles entrecruzamientos comerciales de nuestros ancestros. También en la Peregrina de Pontevedra, un sacristán que por allí andaba en 1957, explicó a un grupo de estudiantes imberbes, que una talla de un Crucificado a la que señalaba, era del siglo IV antes de Cristo. No obstante, antes de meterse en faenas de más apariencia mediática que de resultados tangibles de interés general, no sería desaconsejable que, abandonada esa política de eternos desencuentros con la realidad existente, se informara bien del desastre que algunos bilingüismos imperantes están produciendo en otras áreas de la geografía hispana, tales como segregación temprana dentro de los centros, desconfianzas profundas entre docentes y, de regalo, una ignorancia programada de nuestras lenguas.

El Neolítico
Si estas noticias de prensa hablan de quienes se han empeñado en decirnos que todo va bien o que ha ido muy bien, hay otras que no logran ocultar que todo sigue igual. Igual de mal sobre todo. En la órbita de lo educativo y cultural, ahí está la sentencia judicial contra un supuesto empresario al que el Neolítico le importaba un bledo y prefirió dar rienda suelta a su emprendimiento: arrasó uno de los yacimientos más importantes de la Península. En las cartas de Próspero Merimée a María Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, hay abundante material para ver cómo se podía uno hacer con abundante riqueza artística y bibliográfica española por cuatro perras. Buena parte de ese patrimonio fue malvendido desde mucho antes, como documentó ampliamente Gaya Nuño. Esos hábitos del expolio fueron todavía muy amplios los años sesenta, cuando desde estas tierras salían camiones llenos con lo que aquí parece que nos sobrara. Más de un responsable de alguna Comunidad abundante en restos arqueológicos podría contar cómo tuvo que echar de su despacho  algún ávido constructor que le había ido a preguntar a cuánto ascendía la multa si no se daba cuenta de algún posible hallazgo….. Ahí seguimos: si no igual, casi lo mismo.

La Turistificación
Pero habiendo turismo, dirán algunos, esto del Neolítico qué más da… Pero ni los economistas actuales, ni los sociólogos clásicos del turismo y sus fenómenos colaterales son tan ingenuos. Los primeros, si se ponen atentos a los flujos de dinero que genera esta actividad, enseguida nos descubren qué parte del pastel que generan los paquetes turísticos queda a los países anfitriones. Para muchos, sucede algo muy similar a lo que sucedía con las economías coloniales en los territorios dominados por terceros, sólo que más blando. Francisco Jurdao lo dejó escrito hace bastantes años, cuando escribió España en venta(1979). También suelen insistir en dos o tres cuestiones conexas que a Rajoy se le pasaron en su intento de investidura. Dijo una serie de tópicos para usar en provecho propio los datos bonancibles de turistas llegados a España este verano, y se olvidó de decir lo coyuntural que es el fenómeno, frágil y condicionado por la inestabilidad de las zonas mediterráneas oriental y de mediodía. Por otro lado, ni citó la devaluada mano de obra en que se asienta el despliegue de las operaciones turísticas. No es insólito, por ello, que Vicenc Navarro se haga eco de lo que en ciudades como Nueva York está sobradamente analizado: a dónde conduce el fenómeno de la turistificación y su íntima relación con la gentrificación, ese otro fenómeno de expulsión de las clases más populares de las zonas más apetecibles de las ciudades, a cuenta del alza de precios que experimentan las viviendas situadas en esas áreas. En Barcelona, el fenómeno ya constituye un serio problema y, en Madrid, ya hay áreas en que también.

Pues bien, si quieren ver un área donde casi todo sucede muy parecido a este doble proceso que está generando el turismo, miren los asuntos educativos con cierta pausa. Verán, por ejemplo, cómo el fenómeno de la pobreza sigue ahí plenamente vivo, casi idéntico a cuando el Jesús del Evangelio dijo que pobres siempre los tendréis entre vosotros. Ya hace de eso, pero parece que sirviera de cobertura quienes miran esta cuestión sub specie aeternitatis. Les sirve de pretexto para sostener o ayudar a que otros sostengan un paisaje antropológico presuntamente heredado de Adán y Eva, muy apto para realizar obras benéficas como las que  sacó a relucir Aguirre a propósito de su ultimo motivo de arenga. Poco les sirve para preguntarse por qué existe esa pobreza y cómo hacer para erradicarla y el caso es que, a ojos de una organización como Save the Children –tan directamente metida en los atolladeros marginales de la infancia desde las consecuencias nefastas de la Primera Guerra Mundial en este sector poblacional-, el abandono y fracaso escolar siguen ahí multiplicándose, independientemente de lo que suceda entre niños o niñas que pertenezcan a familias con posibles, en la amplia gama de repercusiones variadas de la crisis.

Y Méndez de Vigo
El icono más representativo de todo este modo de proceder ante los problemas de los sectores más débiles con actitudes que eran norma de la más selecta educación antes del siglo XIX, es el actual ministro de Educación. Sin mover un pelo de cuanto hizo su antecesor, ha confirmado el guión que a Wert le habían encargado llevar a cabo: ahí está su decreto sobre reválidas de este verano. No ha querido ser “provisional” y, de añadido, amplifica la conflictiva legislatura concluida el 20-D con el proyecto de Estatuto Docente que le ha preparado el Sr. Marina. Trata así de amortiguar o, más bien, demorar el tempo gubernativo, por ver si la carambola electoral vuelve a darles la mayoría que tuvieron. Por eso,  está llamando a su despacho a los representantes de las organizaciones sociales y sindicales para “oírles”, actividad que no necesariamente implica escuchar con atención. Los clásicos griegos eso decían de la esfinges.

Pase lo que pase en las elecciones gallegas y vascas, todos los alegatos de España va bien, esto crece, y otros llamamientos a la imposible tranquilidad, son absolutamente provisionales. Estos señores que miran al resto de los españoles sub specieaeternitatis porque no va con ellos que tengan que cambiar su modo de mirar a los demás porque todavía les votan bastantes electores, pronto empezarán a mesarse las barbas porque tal o cual sector de la Comunidad educativa haya convocado una huelga, manifestaciones diversas y más mareas que contradigantotalmente esta bonanza de sainete. Si fueran más leales a toda la ciudadanía y no confiaran tanto en lo que esperan que pase en unas terceras elecciones, no estaríamos aquíesperando a Godot.
  
Manuel Menor Currás
Madrid, 24/09/2016.

Entradas relacionadas: