martes, 27 de mayo de 2014

La LOMCE dañará también gravemente a las UFIL (Unidad para la Formación e Inserción Laboral)

20minutos.esAlertan contra los recortes en las aulas profesionales para jóvenes en riesgo de exclusión
  • La Comunidad rebaja de dos años a uno la duración de los cursos de oficios y degrada el valor del diploma en las diez aulas profesionales de Madrid. Además, retira el incentivo económico de los alumnos, unos cien euros al mes. 
  • Las UFIL son escuelas a las que asisten un millar de jóvenes en riesgo de exclusión. 
  • La Consejería defiende que son cambios para adaptarse a la LOMCE y que el incentivo se interrumpe porque "la UE ha retirado su cofinanciación en 2014".
Mil jóvenes rebotados del sistema educativo madrileño ingresan cada año en las diez unidades para la formación e inserción laboral (UFIL) de la Comunidad, con el propósito de aprender un oficio que les ayude a conseguir un contrato laboral. Son chicos y chicas que entrarían en la definición de 'ni-nis' (ni estudian ni trabajan) y que se agarran a un recurso instaurado hace 25 años como última liana educativa. Pero, la liana se deshilacha. Los trabajadores de las UFIL madrileñas denuncian que la Consejería de Educación planea recortes para el próximo curso que dañarán gravemente a esta enseñanza, perjudicando "fundamentalmente a jóvenes en extremo riesgo de exclusión social", aseguran en un comunicado.

Los planes de la Consejería de Educación para las aulas profesionales —ideadas para chicos y chicas desescolarizados, en grave desventaja social, menores infractores o tutelados por la Comunidad— pasan por la implantación de un diseño más rígido del programa, cuya duración pasaría de dos años a uno, que limitaría la matrícula abierta a los meses de septiembre a diciembre, y obliga a los centros a programar prácticas exclusivamente en el último trimestre. La Comunidad de Madrid defiende que en ningún caso se trata de recortes y que estos cambios de diseño en los que se trabaja se deben "a la entrada en vigor de la LOMCE", según informó un portavoz de la Consejería a 20minutos.

Profesores y directores de las UFIL consideran que la flexibilidad de su programa es uno de los puntales de su efectividad. "Está comprobado que algunos jóvenes que necesitan año y medio o dos años para adquirir los conocimientos que les permitan insertarse con éxito en el mundo laboral", defiende una profesora que prefiere no identificarse por temor a represalias. E insiste, "para muchos jóvenes éste es el último recurso educativo y si la matrícula se cierra en diciembre, ¿qué será de los jóvenes desescolarizados entre enero y septiembre? No podrían entrar y se quedarán a su aire en las calles".

Los profesionales de las aulas formativas de rescate defienden el programa actual basado en la adaptación del curriculum, la organización de horarios y la tutoría, centrado en recuperar el desfase de los alumnos. Temen que la rigidez que se quiere imponer limite su éxito. Además, critican la intención de degradar el valor del diploma obtenido en estas aulas profesionales, que ya no abrirá las puertas a otras formaciones superiores.

Fin del incentivo económico
La Comunidad de Madrid ha informado a los responsables de las UFIL de que, a partir del próximo curso, quedan extinguidas además las ayudas económicas a los alumnos. Son incentivos a la educación, una asignación que premia la implicación del alumnado según su puntualidad, su asistencia y su trabajo. La ayuda oscila entre los 80 y los 113 euros al mes, a la que se suma el coste del abono transporte para los estudiantes con menos recursos económicos. 


Educación achaca el fin del incentivo económico a que "la UE ha retirado su cofinanciación en 2014". Los profesores y directores de las aulas profesionales opinan que se podría encontrar una partida económica en las ayudas europeas para ayudar en la inserción laboral de los jóvenes más desfavorecidos. "Una sociedad sana y solidaria no puede permitirse eliminar del sistema educativo a estos jóvenes sin darles una segunda oportunidad", lamentan. En los actuales momentos de crisis, algunas familias cuentan con esos cien euros para el presupuesto básico familiar, indican profesores. 

Los directores de las UFIL (hay cinco en la capital y otras cinco diseminadas en Móstoles, Leganés, Parla, Fuenlabrada o Alcalá de Henares) han solicitado una reunión con la directora general de Educación Secundaria, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial, María José García, sin que por el momento hayan obtenido respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada