martes, 12 de mayo de 2015

DENUNCIA DE LA ASAMBLEA MAREA VERDE MADRID ANTE LA SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Paremos la degradación de la enseñanza.
Construyamos una educación pública de tod@s y para tod@s.

Asamblea Marea Verde Madrid denuncia que la última legislatura del gobierno del PP, sumada a las anteriores nos deja un balance escalofriante en la Educación Pública madrileña: mayor segregación y desigualdad  tanto entre el alumnado como entre el profesorado y personal no docente, menor equidad y control social, menos transparencia, democracia y participación; al mismo tiempo, se producen desvío de fondos y bienes públicos a las empresas privadas, cesión de suelo público, cambios en las condiciones de acceso a la función pública y numerosos casos de corrupción.

Este gobierno, en materia de Educación, ha modificado la legislación para adecuarla a sus intereses, gobernando y legislando de espaldas a la ciudadanía a golpe de decreto, ya que no ha escuchado a la comunidad educativa y ha impuesto modos de funcionamiento poco transparentes que obvian la participación, como el decreto de interin@s y la orden de escolarización, y se ha creado e implantado la zona única educativa en la Comunidad de Madrid, con gran repercusión negativa tanto para  los estudiantes como para las familias.

Con respecto a los presupuestos, en nada participativos, se han caracterizado por varias líneas de actuación: en las plantillas, aumento del número de alumnado y reducción en el profesorado contratado; en cuanto a las ayudas, bajan los beneficiarios de becas, recortándose las de comedor, de libros y de transporte; disminuye el apoyo a la educación compensatoria y la atención a la diversidad. Al mismo tiempo, se aumenta el dinero para sufragar a la escuela concertada: en 2011 se conciertan 600 unidades nuevas; en 2012, 500 más... y este año se gastan 2,7 millones de euros en una campaña publicitaria de escolarización, con vistas a las elecciones.

En cuanto a las medidas fiscales que adoptan, se crean desgravaciones para familias que llevan a sus hij@s a la privada y aumentan las tasas en la educación pública, especialmente en ciclos formativos, escuelas oficiales de idiomas, escuelas infantiles, universidades, etc. Se han pasado toda la legislatura trasvasando dinero público a los centros privados concertados, algunas de cuyas licencias se han otorgado a cambio de pagos ilegales a políticos como Francisco Granados (que se llevaba 900.000 euros por cada colegio adjudicado) dentro de la llamada trama púnica.

Han asfixiado la Educación Pública al no construir los centros necesarios en zonas como el Ensanche de Vallecas, Ensanche Alcorcón, Parla, Arganzuela, Montecarmelo y las Tablas, mientras derivan alumnado de la pública a la privada concertada ante la falta de control de la escolarización, a la vez que  se obvia un plan que garantice la supervivencia de los centros públicos educativos, cerrando aulas, fusionándolos, cerrándolos y en algunos casos vendiéndolos. Están desmantelando la educación infantil de 0 a 6 años, suprimiendo unidades, otorgando licencias de escuelas infantiles a empresas ajenas al mundo de la Educación, ninguneando la lucha de familias como las del Colegio Arcipreste de Hita (Fuenlabrada)..., demostrando así cuáles son sus verdaderas prioridades.

No hay una ordenación de centros y el funcionamiento de los centros educativos ha perdido su capacidad de participación, los consejos escolares son meramente consultivos, promueven la segregación de centros, bilingües, tecnológicos, el empeoramiento de enseñanzas como las de los centros de adultos (CEPA) y los centros de educación especial (CPEE), y, si bien se han aumentado las ratios y las horas lectivas, se han perdido desdobles, apoyos y atención a la diversidad...,en los institutos de educación secundaria (IES) se ha perdido optatividad y modalidades de Bachillerato y en centros de primaria los apoyos (CEIP). Y en lugar de apostar por potenciar las capacidades de los docentes, se reduce la formación al profesorado y no se mejora su formación inicial, miles de profesoras y profesores son expulsados del sistema educativo y han empeorado sus condiciones laborales, en especial para el profesorado interino.

Desvirtúan la Formación Profesional imponiendo en algunos centros una FP dual mal gestionada que beneficia a las empresas, y no a los alumnos. Ofertan insuficientes plazas en relación con la demanda existente (incrementada aún más por el encarecimiento de los estudios universitarios) y no se ofrecen horarios ni tasas inclusivas que permitan cubrir esa demanda, derivando cada vez más al alumnado a los centros concertados y privados.

En cuanto a la universidad, la estrangulan económicamente, con drásticos recortes en la financiación, forzándola a emprender el camino de la competencia económica, tratando de volverla dependiente de grandes empresas y grupos financieros, provocando la desaparición de titulaciones, abriendo las puertas a futuras fusiones o eliminación de facultades y departamentos y produciendo una grave devaluación de la enseñanza superior pública. Al mismo tiempo, facilitan los requisitos para la creación de universidades y centros de educación superior privados. Se adoptan medidas de recorte de derechos de las/os trabajadoras/es y empeoramiento de las condiciones de trabajo, incluyéndose despidos y hasta algo inaudito en la universidad pública como el ERE en la UPM. Se disminuye el número de profesores, y se han seguido practicando recortes en todos los ámbitos, incluidos investigación e I+D+I y en ayudas y derechos sociales.

Han establecido elevadísimos incrementos de las tasas, expulsando a miles de alumn@s de las aulas, a la par que han reducido notablemente tanto la cantidad de las becas como su cuantía, reforzando los mecanismos elitistas de selección clasista del acceso a la educación superior y convirtiendo el derecho de todas y todos en una mercancía al servicio de los sectores sociales más poderosos. Se está impulsando y forzando la transformación de la universidad en un gran negocio a la vez que en un servicio exclusivo para ricos.

Desde Asamblea Marea Verde Madrid pedimos a la ciudadanía que su actuación sea en defensa de lo público, comprometiéndose a trabajar por cambiar la educación actual por una educación pública, laica, gratuita y científica. Y, a quienes gobiernan o gobernarán, en todas las administraciones, les reiteramos que no se puedan llevar a cabo cambios sin nosotr@s.

¡Defendamos la enseñanza pública!
¡¡Por una Educación de tod@s, para tod@s y con tod@s!!


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar