sábado, 12 de septiembre de 2015

Marea Verde y sindicatos de Enseñanza denuncian la falta de cambios con Méndez de Vigo al frente del MEC

CUARTO PODER.ES: Sindicatos y Marea Verde mantienen su pulso con Educación en el inicio del nuevo curso


marea_verde_efe
Una manifestación de la Marea Verde en Madrid durante el curso pasado. / EFE
Comienza un nuevo curso académico. Se estrena el nuevo ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, en esta materia. Un ministro que reunió la semana pasada a los sindicatos para inaugurar la Mesa Sectorial de Educación. Una mesa que debería haberse formado en el 2007, reconocida en el Estatuto Básico de los empleados públicos. Sin embargo, a pesar de esta medida, los sindicatos y activistas por la Educación pública se muestran escépticos ante la posibilidad de que hayan mejoras para este curso económico. “Nuevas caras, viejas políticas, ese sería el resumen. Han cambiado al ministro, pero no las políticas”, sentencia el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Paco García, paracuartopoder.es.
Y es que, en lo relativo a la derogación de la LOMCE, una ley con la cual están en contra 12 Comunidades Autónomas, no hay novedad. “Empieza el curso como el año pasado, con la LOMCE que es rechazada por la comunidad educativa y por la oposición, la cual que promete su derogación cuando las circunstancias políticas lo permitan. Empieza con la permanencia de los recortes”, advierte García. “Nosotros tenemos un compromiso con las organizaciones sociales y los grupos políticos de la oposición de que apenas hubiera un cambio político se derogaría la LOMCE y todos los recortes educativos. Vamos a ver qué pasa, todo depende del cambio político, de momento no se modifica nada”, añade Salvador Benavent, secretario confederal de STES. “No dudamos de las buenas intenciones del ministro, pero las entendíamos inevitablemente como propuestas electoralistas. El PP antes de la legislatura anunció unas cosas y cuando llegó al Gobierno hizo otras”, añade Benavent. “Creemos que hay que paralizar la LOMCE, lo que queda por desarrollar. Es necesario para que haya unos planes de convivencia en los institutos, para la elaboración de un mapa sobre la profesión docente, la potenciación de la FP, del idioma… Todo eso unido a la parte sindical, que sería la negociación de un estatuto”, comenta Carlos López, secretario general de FETE-UGT.
Pero, si Méndez de Vigo no trató el tema de terminar con la LOMCE, sí que se comprometió a disminuir en un 20 por ciento la ratio en las aulas. Una promesa que, para los sindicatos, no deja de ser una proclama de carácter electoralista. “Nosotros lo que vemos es que el ministro hace proclamas electorales pero no tiene ningún agarradero económico para rebajar el número de alumnos por clase, no sólo tiene que plantearlo como un proyecto, tiene que plantearlo también económicamente”, explica López. “No creemos que se vaya a disminuir la ratio. Se aumentaron un 20 por ciento, y dicen que van a reducirlas un 20 por ciento, pero para eso hace falta que vuelvan los más de 30.000 profesores que se han despedido“, comenta García, de CCOO.
mendezdevigo
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo. / EFE
El ministro también se comprometió, en relación con esto, a que la tasa de reposición del profesorado fuera del 100 por ciento, es decir, que cada plaza vacante por jubilación de un profesor sea cubierta por uno nuevo. Los sindicatos, por su parte, no creen que esto sea suficiente. “No vale con restaurar a los profesores que se jubilan, hay que restituir a los que se han expulsado. No es plausible, no es creíble. Necesitaríamos recuperar muchos miles de profesores de los que se han expulsado”, valora el dirigente de CCOO, que añade que “desde el 2002 hemos perdido 32.800 profesores, hay que devolverlos. Tiene que haber un plan de empleo para recuperar esos profesores, que significa que los alumnos que suspenden puedan tener clases de apoyo, que haya más tutorías, que la lengua y las matemáticas se puedan desdoblar…”. “Nosotros consideramos que las tasas de reposición no son suficientes para recuperar esos más de 30.000 puestos de trabajo destruidos”, dice Benavent. “La tasa de reposición del 100 por ciento es una buena noticia, pero no soluciona en ningún momento los recortes que ha habido en plantilla estos años”, hace lo propio el responsable de Enseñanza de UGT.
Papel de las Comunidades Autónomas
Sin embargo, la Educación es una competencia transferida en su mayor parte a las Comunidades Autónomas. Para Agustín Morenocolaborador de este medio y activista de la Marea Verde, la comunidad educativa debe exigirles más. “Hay mucho margen para hacer cosas, y eso lo tienen las Comunidades Autónomas. Ya que el PP quiere debilitar la Educación pública todo lo que pueda, las autonomías podrían hacer muchas cosas. Nadie les impide contratar nuevos profesores, faltan 30.000 profesores en las aulas, pueden meter más recursos en atención a la diversidad, en orientación, bajar las ratios”, argumenta Moreno. “Eso se puede hacer, aún no ha empezado el curso. Pueden hacer una política de becas, con sentido común, me da miedo que intenten dar libros gratuitos para todo el mundo, eso no es progresista, que los den sólo para quien no se lo pueda pagar”, añade. “Me da miedo que las Comunidades Autónomas no tomen medidas y sólo hagan declaraciones de buenas intenciones. La comunidad educativa tiene que exigir más, hay unas elecciones en diciembre y hay qué saber qué está dispuesta a hacer cada opción política, si van a ir en serio en el tema de la Educación o no va a haber tanta diferencia con el PP”, prosigue el activista.
“El ministro había pactado con las Comunidades Autónomas que las ratios de alumnos por aula se rebajará en un 20 por ciento, pero la impresión es que va a haber una disminución de ratios en aquellos territorios que decidan hacerlo. Se habló de esto el 12 de agosto en la Conferencia Sectorial con las Comunidades Autónomas”, informa al respecto el dirigente de STES, quien considera que “las Comunidades de nuevo signo político han podido hacer poco para este inicio de curso, debido a que es muy prematuro y a que los presupuestos ya están cerrados”. “Donde ha habido cambio de gobierno hay un talante diferente y unos modos de hacer diferentes, unas ganas de impulsar una política educativa diferente, pero la LOMCE es una ley orgánica y el margen de las Comunidades es estrecho”, argumenta García, de CCOO. “Se puede jugar con las asignaturas optativas o de libre configuración y se puede recuperar la educación en valores, la Educación para la Ciudadanía, también pueden recuperar algunos de los profesores perdidos“, continúa el dirigente sindical. “En general, donde ha habido cambio de gobierno y ha habido cambio político hacia la izquierda hay una mayor sintonía”, concluye al respecto.
En definitiva, tanto desde los sindicatos como desde la Marea Verde no se ven muchos cambios posibles para el nuevo curso. Carlos López lo explica así: “Este curso no va a haber ningún cambio. Sigue la incertidumbre con respecto a la LOMCE y la contestación que tiene esta ley y lo único positivo y bueno que hemos visto con el Ministerio es que desde el punto de vista de las relaciones laborales ha normalizado estas relaciones con la constitución de la Mesa Sectorial. Tenemos esta mesa constituida, pero no tenemos una relación ni un calendario de los temas que vamos a negociar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada