viernes, 10 de febrero de 2017

16-2-17: Concentración y Comunicado contra la #MafiaURJC (14:00 h, Cervantes de Vicálvaro)

CIDESPU nos pide difusión para esta convocatoria

Concentración convocada para el jueves 16 de febrero para expresar su total rechazo a esta política represiva adoptada por la universidad, así como para denunciar la situación de amparo que recibe una organización de corte neonazi como “Hogar Social Madrid” por parte de la URJC, que permite que esta organización fascista haga uso libre de unas instalaciones pagadas por todos y todas, mientras que los y las estudiantes somos reprimidas por hacer uso de estas instalaciones.


Comunicado contra la #MafiaURJC

La falta de libertad de expresión dentro de los muros de la Universidad Rey Juan Carlos no es algo que ni mucho menos sea excepcional; por desgracia, es una constante que los y las estudiantes venimos sufriendo desde hace ya demasiado tiempo. La colocación de carteles en los espacios dedicados a este efecto dentro de los pasillos de la universidad se ve limitada por la voluntad del decanato de estudiantes, que ha de aprobar según sus propios criterios y sin seguir ningún procedimiento, qué carteles y cuales no pueden ser difundidos en nuestra universidad; es decir, que si los y las estudiantes quieren hacer uso del espacio público que hemos pagado entre todos y todas ha de pasarse previamente por la “censura” del decanato. Y si no le gusta… mala suerte.
Pero al nivel que se ha llegado en la actualidad roza ya unos límites insospechados para una universidad pública que se supone, ha de regirse en su funcionamiento por unos principios democráticos. El día de ayer (6 de febrero de 2017), fueron identificados por cuatro agentes de la policía nacional española cerca de 12 estudiantes de las asociaciones estudiantiles Lambda y Cariátides, así como uno de nuestros compañeros; en teoría, por difundir recortes de prensa relacionados con el escándalo de los artículos plagiados por el rector Fernando Suárez Bilbao. La gravedad de este hecho es mayúscula y no nos permite mantenernos en la contemplación; estamos hablando de que un “servidor público” como en teoría ha de ser el rector, interpreta y hace uso de los ejecutores de la ley en función de sus intereses, compinchándose con su red clientelar al más puro estilo de la mafia, para usar lo que es de todos y todas en beneficio propio.
Entendemos que el rector de la URJC interpreta la ley según sus intereses dado que se excusa en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General para justificar las identificaciones realizadas ayer, cuando esta ley no es de aplicación para las elecciones a rector de la URJC; e incluso si fuese de aplicación, el vergonzoso espectáculo protagonizado por la seguridad privada del campus y la policía  quedaría fuera de la ley, ya que en ningún momento se realizó la petición (expresa o implícita) del voto de los estudiantes a ninguno de los y las candidatas.
Entendemos que el rector de la URJC interpreta la ley como quiere porque de haber sido así, habría dimitido hace ya mucho tiempo, ya que no cumple con los requisitos legales para ser rector dado que su tesis doctoral está plagiada y de ninguno de los modos es original, por lo que ha conseguido su título de doctor a través de medios fraudulentos, por lo que este debería serle retirado, y con él, su condición de rector de la URJC.
rector
Consideramos el esperpéntico episodio de ayer como uno de tantos ataques directos hacia la libertad de expresión de los y las estudiantes de la URJC, con el agravante de que se ha permitido la entrada de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado español, adoptando la universidad de este modo una postura a todas luces desproporcionada, teniendo en cuenta que los y las estudiantes allí presentes estaban realizando una actividad tan peligrosa como repartir panfletos y octavillas. De este modo, la universidad se ha terminado de cubrir de gloria y perder la poca legitimidad que aún ostentaba.
Asimismo, señalamos pública y exclusivamente al equipo de gobierno de la URJC como responsable de estas identificaciones. Animamos a todos y todas las estudiantes de la URJC que acudan a la concentración convocada para el jueves 16 de febrero para expresar su total rechazo a esta política represiva adoptada por la universidad, así como para denunciar la situación de amparo que recibe una organización de corte neonazi como “Hogar Social Madrid” por parte de la URJC, que permite que esta organización fascista haga uso libre de unas instalaciones pagadas por todos y todas, mientras que los y las estudiantes somos reprimidas por hacer uso de estas instalaciones.
A modo de conclusión, queremos brindar todo nuestro apoyo a las asociaciones Lambda y Cariátides, solidarizándonos con ellas porque si nos tocan a unas, nos tocan a todas.
No habrá paz para la mafia.
Vicálvaro, febrero de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada