domingo, 14 de mayo de 2017

El lado oscuro de Cifuentes en la Universidad (Bez.es)

Hemos leído esta noticia en BEZ.ES

La Complutense difunde datos sobre la esquina de Cristo Rey





BEZ.ES: El lado oscuro de Cifuentes en la Universidad

La residencia El Faro, cuando aún se estaba construyendo, con los carteles de la promotora Rya y de la constructora Inbisa

l
La residencia El Faro, cuando aún se estaba construyendo, con los carteles de la promotora Rya y de la constructora Inbisa
 Google Maps


La Complutense cobra 350.000 euros anuales por una concesión que puede generar más de 4 millones de ingresos: la residencia El Faro. Se adjudicó en 2014, cuando el actual rector, Carlos Andradas, por entonces en la oposición, señaló la opacidad de un proceso que prometió revisar y sacar a luz. Hoy siguen las incógnitas sobre la adjudicación y sobre la empresa ganadora, en un proceso en el que estuvieron involucradas personas cercanas a Crisitina Cifuentes, hoy en buenas relaciones con la UCM.


El actual rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Andradas, basó parte de su campaña electoral en la reclamación de que su antecesor, José carrillo, no hizo públicos los pliegos para la concesión de una esquina frente a la Plaza de Cristo Rey, donde se licitó el terreno para construir una residencia de estudiantes. Sin embargo, tras el triunfo electoral de Andradas en 2015 y su posterior investidura, no hubo investigaciones ni denuncias al respecto, de manera coincidente con una mejora de las relaciones de la Comunidad de Madrid presidida por Cristina Cifuentes y el equipo de gobierno de la UCM.

Hasta abril de 2017, la Complutense no había publicado qué empresas, más allá de la ganadora, Castellana Management, participaron en el concurso ni las ofertas que hicieron. Solo aparecían consultas realizadas por la británica Victoria Hall, que no participó del concurso. La compañía no respondió a las consultas de bez.es relacionadas con su decisión de retirarse de la licitación. Tras las consultas de bez.es, la actual gestión de la Complutense colgó más información referida al proceso.




La empresa ganadora, Castellana Management, fue constituida el 8 de marzo de 2013 con solo 3.000 euros de capital social. Ello no le impidió ofertar un pago inicial de 1,5 millones de euros y un cánon anual de 350.000 euros que la convirtió en la oferente más generosa. Al momento de la adjudicación, febrero de 2014, la empresa seguía teniendo el mismo capital social que al momento de su constitución. A fecha de hoy, tiene un capital social de 167.569 euros. Sin embargo, en 2014 y 2015, los socios aportaron 2,7 millones. A final de 2015 acumulaba un patrimonio neto de 2 millones.

En el momento de la adjudicación, aunque no contaba con experiencia previa ni fondos propios, la empresa pudo participar debido que el pliego de condiciones establecía que "se entenderá acreditada la solvencia mediante la presentación de un informe de entidad financiera relativo a la capacidad del licitador para la ejecución del contrato" y que "el empresario podrá basarse en la solvencia y medios de otras entidades, independientemente de la naturaleza jurídica de los vínculos que tenga con ellas, siempre que demuestre que, para la ejecución del contrato, dispone efectivamente de esos medios".

Entidades financieras

En los documentos publicados por la Complutense no se especifica qué entidad financiera avaló a Castellana Management ni qué disposición de medios técnicos demostró para justificar el cumplimiento del contrato.



Tras la adjudicación, Castellana Management, del fondo KSH Netherlands Holdings, vehículo inversor en residencia de estudiantes del fondo buitre Oaktree, encargó la promoción a Rya Residencias, de Dionisio Ramos, amigo cercano de Cifuentes. A su vez, Rya encargó la construcción a la vasca Inbisa. El arquitecto de la obra fue Francisco Javier Aguilar Viyuela, marido de Cifuentes.

Cuando nació, su administrador único era Carlos Gila, representante en España de Oaktree, el mismo que ha comprado viviendas sociales del Ayuntamiento de Madrid, pisos y deuda del banco malo, la Sareb. Gila es experto en liquidación y reestructuración de empresas. Liquidó Sintel y reestructuró La Seda y Panrico, y KSH (siglas de Knightsbridge Student Housing, en 2015 rebautizada como Three Sixty development) operaba en España bajo la marca comercial The Student Housing Company, y ahora lo hace a través de Nexo Residencias, empresa que era propiedad de Santiago Santana Cazorla, quien fuera detenido en el marco de la Operación Góndola.

Una figura clave en este asunto es quien fue la gerente de la UCM durante la gestión de José Carrillo y, consecuentemente, presidenta de la mesa de contratación: Begoña Aisa. La primera reunión de la mesa de licitación, presidida por Aisa, fue el 26 de septiembre de 2013, y de las cuatro empresas que se presentaron, a la única que se le solicitó subsanar documentación fue a Castellana Management. “Se hizo en concurso público, de manera transparente”, explicó el exrector, Santiago Carrillo.

La adjudicación del contrato

La adjudicación del contrato fue firmada en febrero de 2014. Para la construcción de la residencia se necesitaba la autorización del Ayuntamiento de Madrid, por entonces gobernado por el Partido Popular. El concejal por el distrito de Mocloa-Aravaca, donde se encuentra el solar, era Álvaro Ballarín, polémico número siete de la lista de Cifuentes en las elecciones regionales de 2015. Polémico porque estaba imputado por prevaricación, falsedad de documentos públicos y desobediencia en la demolición de edificios para construir un aparcamiento, lo cual generó problemas a Cifuentes ya que en el pacto de investidura firmado con Ciudadanos se incluía que no podría haber candidatos investigados por la Justicia. Ballarín aprobó rápidamente la tala de árboles necesaria para la construcción de la residencia.

La relación de Cifuentes con Dionisio Ramos se remonta a la década de 1990, cuando este era gerente de la UCM, cargo por el que fue acusado de pagos ilegales y fue implicado en el Tamayazo y la trama Gürtel. También fue el presidente suplente del tribunal que ascendió a Cifuentes de funcionaria categoría B a categoría A, algo prohibido por ley (un miembro del tribunal no puede tener relación de amistad con el candidato).

Una incógnita financiera

Entre 2014 y 2015, Castellana Management acumuló pérdidas por valor de 380.000 euros. Su matriz, KSH, le dio un préstamo de 3,5 millones de euros. Una entidad no especificada le dio otro préstamo por 3,73 millones. En 2014 y 2015, la compañía no contrató directamente a ningún empleado. La Complutense cobra 350.000 euros anuales por la concesión a 50 años. La residencia El Faro tiene una capacidad de generar ingresos por clientes de unos 4 millones de euros anuales. Sin embargo, al tener consideración de Colegio Mayor, no puede repartir beneficios entre los socios, solo reinvertir sus beneficios en la residencia. La empresa no respondió a las consultas de bez.es.

Las otras tres empresas participantes fueron:

⇒Rewind Mediterráneo, empresa creada por Ramón Cerdá Sanjuan, conocido como el Mossack Fonseca español, condenado el mes pasado a 13 años de prisión por fraude al Estado y creador de una entramado societario al cual estuvieron vinculados las tramas Gürtel, Marsans, Pasarela, Gowex, Nóos, y Taula. Tras participar en esta licitación, y perderla, cedió la compañía a Aritza Rodero, del grupo de capital riesgo Atitlan.

⇒IDC Salud, actual Quirónsalud, que gestiona 44 hospitales en España y otros 63 centros sanitarios. Gestiona la Fundación Jiménez Díaz, justo enfrente de la ubicación del terreno.

⇒Encampus, que con su marca comercial Resa Residencias Universitarias dice gestionar 8.000 plazas de alojamiento en 31 residencias universitarias en 19 ciudades españolas.



Se da la particularidad de que Encampus está vinculada a Azora, vehículo de inversión inmobiliaria del fondo Goldman Sachs, que también controla Encasa Cibeles, empresa que compró viviendas sociales del Ayuntamiento de Madrid gobernado por el PP -caso análogo al del IVIMA regional-. El responsable de Azora es es Javier Picón. Su hermano, Juan Picón, casualmente, ha sido apoderado de Castellana Management.

No hay comentarios:

Publicar un comentario